ÁCIDO HIALURONICO

A medida que se cumplen años, el paso del tiempo se refleja en la tez. Concretamente, cuando hacemos referencia al surco nasogeniano hablamos de las arrugas del rostro del área que va desde las aletas de la nariz hasta las comisuras de los labios. Al parecer, y según los profesionales, son algunas de las primeras arrugas que salen en el rostro, pues la piel de esta zona es algo más fina.

``Este signo de expresión se hace notorio con la edad, ya que los tejidos de la piel se van relajando y se produce una pérdida de tonicidad muscular``, ``La combinación de todos estos efectos hace que la parte central de la cara luzca avejentada, siendo éste un problema que preocupa a un gran número de mujeres y cada vez a más hombres``.

Dado que es un área que refleja juventud cuando está cuidada, ``en el caso contrario no solo nos restan belleza, sino que además trasmiten tristeza cuando ya está marcada. Por ello, lo más importante es la prevención``

Tratamientos, Protocolo y Actuación

Cuando las arrugas que forman el surco nasogeniano son muy profundas, las cremas antiarrugas ya no son de gran ayuda. «Llegados a este punto, lo mejor es acudir al ácido hialurónico para rellenarlas».

El ácido hialurónico es una sustancia no permanente, muy bien tolerada por el organismo, cuya duración media está estimada en un año.

Es una sustancia en formato gel que se aplica a través de microinyecciones en la piel, con el objetivo de reponer el ácido hialurónico que el organismo pierde por el paso del tiempo. Dicha sustancia es de origen químico ya que se obtiene en laboratorio, y es 100% reabsorbible y biocompatible.

El ácido hialurónico forma parte del organismo del ser humano. Sin embargo, a medida que se van cumpliendo años, su producción desciende de forma progresiva, de manera que la piel pierde firmeza y tersura.

Esta sustancia se puede utilizar en áreas como el rostro y los labios, aportando volumen y remodelando la estructura natural. Además, el ácido hialurónico ofrece excelentes resultados a la hora de disminuir las arrugas más profundas.

Uno de los tratamientos para combatir el envejecimiento en la piel es la remodelación facial con ácido hialurónico, que regenera el volumen perdido, rellena surcos y pliegues, perfila los labios, moldea el contorno facial e hidrata la piel.

Se encuentra de forma natural en nuestro organismo, principalmente en la piel, articulaciones y cartílagos. Con el paso del tiempo, esta sustancia comienza a escasear en el cuerpo, ya que su producción disminuye paulatinamente. Se calcula que a la edad de 50 años ya solo tenemos el 50% de la cantidad necesaria para que la piel conserve su estado juvenil y radiante.

Entre sus cualidades, las más destacables, y que le hacen ser un producto de uno habitual en medicina estética, son sus propiedades hidratantes y reestructurantes de efecto instantáneo, dando como resultado un mayor volumen y turgencia a la piel.

Una de las aplicaciones más habituales de esta sustancia anti age es mediante pequeñas infiltraciones o inyecciones prácticamente indoloras bajo la epidermis. Con este tratamiento se consigue redefinir el óvalo facial, restaurando su volumen, borrando arrugas y eliminando los síntomas del envejecimiento. Se trata de un procedimiento seguro y reabsorbible. No requiere de cuidados especiales y tras su aplicación el paciente puede seguir con su ritmo de vida normal.

Las zonas más comunes donde se suele aplicar el ácido hialurónico son:

  • Labios

  • Pómulos

  • Nasogeniano ( arrugas comisura de los labios )

  • Entrecejo

  • Manos

  • Articulaciones

  • Arrugas verticales

¿Por qué desaparecen las arrugas?

Uno de sus principales beneficios es la capacidad para deshacer las arrugas. ¿Cómo lo hace? Gracias a la capacidad de esta sustancia para retener líquidos: es capaz de absorber hasta 1.000 veces su peso en agua. Esta retención rellena los surcos y pliegues de la piel en los que ha desaparecido el colágeno, eliminando así las arrugas.

¿Dónde se puede aplicar este tratamiento?

Por lo general, el ácido hialurónico se aplica en los pómulos, los labios,. Una de sus aplicaciones más habituales es para reducir las arrugas que aparecen a partir de los 30 o 50 alrededor alrededor de la boca.

Edades en las que se desarrolla

En general y partiendo de la base que en muchos casos la edad cronológica no coincide con la edad bilógica, puede decirse que a partir de los 30 años debe comenzarse con el tratamiento preventivo para tratar este problema.

Radiofrecuencia y Mesoterapia

Si el surco nasogeniano no está muy marcado podremos continuar primero con varias sesiones de radiofrecuencia y finalmente redensificar la zona con mesoterapia (al menos 4 sesiones espaciadas cada 15 días) que actúan como bioestimuladora para recuperar el colágeno y la elastina.